Panamá, Jueves 23 de Octubre de 2014

2,26 millones de sacos perdidos

Mundo

2,26 millones de sacos perdidos

Plaga de roya en café será peor en 2014, según la Organización Internacional de Café
EFE
Mi Diario
Sábado, Abril 6, 2013
Panamá ya declaró su alerta sanitaria por esta plaga. | Archivo

LONDRES.- La plaga de roya que afecta a América Central y el Caribe causó la pérdida de 2,26 millones de sacos en lo que va de año cafetero, dijo hoy a Efe la Organización Internacional del Café (OIC), al destacar la "gravedad" de esa situación y alertar de que la cosecha del próximo año "ya se perdió" en esa región.

Según los últimos datos de este organismo, auspiciado por la ONU y con sede en Londres, desde el pasado octubre, cuando comenzó el actual año cafetero, se han perdido ya ese número de sacos, algo menos de los 2,5 millones inicialmente estimados.

En declaraciones a Efe, el jefe de operaciones de la OIC, el colombiano Mauricio Galindo, explicó que el país más afectado es Guatemala, que ha visto desvanecerse alrededor de 270 millones de dólares por los efectos del hongo, que ha llevado al Gobierno a declarar una emergencia fitosanitaria.

Los datos aportados por la OIC, que subraya la "gravedad" de la situación, corresponden a Guatemala, Costa Rica, Honduras, Jamaica, El Salvador, Panamá, Nicaragua y República Dominicana, y se excluye a México, donde también se ha detectado la plaga.

Galindo aseguró que la Organización, en la que están representados los países productores y consumidores de café, prepara "medidas concretas" que anunciará en breve para ayudar a los Estados afectados, que incluirán, por ejemplo, la facilitación de asistencia técnica por parte de países que han logrado combatir la devastadora plaga, como Colombia y Brasil.

Pese a la gravedad de la situación actual, "los verdaderos efectos de la roya se notarán en el año cafetero 2013-14", señala el jefe de operaciones, que estima pérdidas de "fácilmente, el 40% de la cosecha" en Centroamérica, región responsable de un 14% de la producción mundial.