Panamá, Jueves 28 de Agosto de 2014

Mi mundo

Mundo

Capturan a políticos por malos nexos

Los 32 detenidos fueron capturados esta semana en Colombia por presuntos nexos con paramilitares
Diario Uno
Mi Diario
Jueves, Agosto 28, 2014
Entre los detenidos está William Palacio Valencia, alcalde del municipio de Turbo, departamento de Antioquia.
Al menos 32 políticos de la región de Urabá (noroeste), fueron capturados esta semana en Colombia por presuntos nexos con paramilitares, gracias a confesiones de antiguos líderes de esos grupos armados ilegales actualmente en prisión, informó este jueves la Fiscalía.
 
"Van 32 capturados hasta hoy, de unas 50 órdenes de captura emitidas esta vez, gracias a confesiones de (líderes paramilitares presos como) El Alemán, HH (extraditado) y Pedro Bonito, entre otros", indicó una fuente del ente acusador.
 
Entre los detenidos está William Palacio Valencia, alcalde del municipio de Turbo, departamento de Antioquia, además de excandidatos al Senado de la República, excandidatos a la Asamblea departamental de Antioquia, exalcaldes, exconcejales, líderes pólíticos, líderes cívicos y servidores públicos de la región de Urabá, detalló la Fiscalía.
 
"Estas personas, señala la investigación, se encuentran vinculadas con el Bloque Élmer Cárdenas, que era liderado por Freddy Rendón Herrera, alias El Alemán, y que en el sector bananero de Antioquia, Córdoba y Chocó promovió un movimiento político que vinculó a gran cantidad de dirigentes de la zona urabeña. Este programa se denominó Urabá grande, unida y en paz", señaló el texto.
 
A los capturados les resta esperar si las autoridades resuelven o no llamarlos a juicio, dependiendo de las pruebas que se demuestren en la investigación, indicó la fuente.
 
Gustavo Salazar, abogado de varios de los capturados, admitió reuniones de sus clientes con jefes paramilitares, pero dijo que "una cosa es la reunión para cometer crímenes, que es el concierto para delinquir, y otra cosa es para erradicar cultivos, para erradicar bosques, construir escuelas. El proyecto se llamaba Urabá en paz", dijo este jueves a la local Blu radio.
 
La región de Urabá, que comprende a los departamentos de Antioquia, Chocó y Córdoba, fue escenario en los años 1990 y 2000 de numerosas masacres de milicias de extrema derecha, surgidas en la década de 1980 para combatir a las guerrillas izquierdistas. Además de cometer cientos de crímenes contra la población civil, estos grupos forjaron alianzas con las élites políticas y militares.
 
Vicente Castaño, una de las figuras más emblématicas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), llegó a decir en 2005 que los bloques paramilitares tenían "más del 35% de amigos en el Congreso".
 
Hasta febrero de 2012, la Corte Suprema, juez de los congresistas en Colombia, había emitido más de 40 condenas contra congresistas por nexos con milicias ilegales.
 
Dos familiares del propio expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), actual senador, se han visto involucrados en procesos judiciales por supuestos vínculos con paramilitares para obtener réditos políticos o por motivos económicos.
 
Su primo, el exsenador Mario Uribe Escobar, fue condenado a 90 meses de prisión y desde noviembre de 2013 está en libertad condicional. Además, Santiago Uribe, hermano del exmandatario, es investigado por la Fiscalía desde septiembre de 2013 por homicidio y la conformación de comandos armados ilegales.