Venezuela

¡DESGRACIADOI! Hombre asesinó a su madre para quitarle la vivienda

19 Mayo 2017
Carmen Josefa Blanco Quintana contaba con reconocimientos nacionales e internacionales, gracias a su carrera como enfermera.

Carmen Josefa Blanco Quintana, de 85 años de edad, murió a consecuencia de una golpiza que le dio su propio hijo Jesús Pérez, de 52 años de edad. Su objetivo era quedarse con la casa en la cual ambos vivían.

Este lamentable hecho tuvo lugar en Caracas, Venezuela.

TAMBIÉN PUEDE LEER: ¡QUÉ BARBARIDAD! Médico y enfermera se agarraron a golpes en plena operación

La mujer presentó politraumatismos en el estómago, uno de sus brazos y el pecho, además sangraba por los oídos y la nariz. Cuando Pérez acudió a unos vecinos para que lo ayudaran a trasladar a su madre a un hospital, la mujer ya no tenía signos vitales.

Una vez ingresada al centro, el homicida explicó que su madre se había caído, pero los médicos desconfiaron de la versión y llamaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas con el argumento que debía hacer una declaración para entregarle el cuerpo. Pérez acudió a la sede del cuerpo detectivesco donde lo dejaron detenido.

Un allegado a la familia indicó que hace un año Jesús Pérez sacó a la madre a la fuerza de la vivienda de uno de sus hermanos, presuntamente para cuidarla, ya que Blanco Quintana había sufrido un accidente cerebro vascular que la había dejado padeciendo de demencia senil, y había perdido, además, el control de esfínteres.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Abandonan a bebita de apenas...¡una hora de nacida!

Los parientes no podían acercarse a la mujer porque Pérez los amenazó con una pistola y les advirtió que si iban a visitarla los mataba.

Una amiga de la familia, que pidió resguardar su identidad por temor a represalias, denunció que Pérez, que trabajaba como vigilante de una empresa privada, la dejaba encerrada en la casa y le había sellado las ventanas para que no pudieran verla, pero Blanco Quintana, al quedarse sola, gritaba pidiendo ayuda sin éxito alguno porque los vecinos le temían al hombre.  

TAMBIÉN PUEDE LEER: ¡INCREÍBLE! Así era la vida de lujo en una cárcel de Honduras de pandilleros

Blanco Quintana era licenciada en Enfermería y durante su carrera recibió múltiples reconocimientos nacionales e internacionales.

Vía: El Nacional