Baloncesto

Chinos se quedan sin su gran ídolo en baloncesto

12 Febrero 2018
Marbury no pudo contener las lágrimas frente a las cámaras.
China:

Stephon  Marbury, antigua estrella de la NBA, puso fin el domingo a 22 años de carrera en el básquetbol jugando y ganando su último partido en la liga china, que disputó las ocho últimas temporadas.

Tras 13 años en la liga profesional estadounidense (Minnesota, Nueva Jersey, Phoenix, Boston y, por supuesto, New York Knicks), el polémico  Marbury  decidió en 2010 dar un giro radical en su carrera y se marchó a China, donde se convirtió en la gran estrella del campeonato nacional, con seis participaciones en el partido de las estrellas de la Chinese Basketball Association (CBA).

A pocos días de cumplir 41 años (lo hará el 20 de febrero), Marbury pone fin a su carrera como uno de los jugadores más queridos en el país asiático: la ciudad de Pekín le nombró "ciudadano honorario" tras ganar el campeonato con los Beijing Ducks en 2012, 2014 y 2015, y tiene permiso de residencia en China, además de su propio museo, estatua, sellos e incluso un musical.

En su último encuentro, Marbury anotó 20 puntos en la victoria de los Beijing Beikong Fly Dragons contra Jiangsu (104-92), marcando un triple sobre la bocina que indicaba el final del partido.

Con todas las cámaras apuntando a él, Marbury se despidió emocionado de los aficionados chinos: "Acabar mi carrera aquí, en China, me satisface. Hacerlo aquí y no en la NBA o en otro sitio. Así quise acabar, aquí con vosotros y solo para vosotros", declaró micrófono en mano. 

DE UNA GENERACIÓN GLORIOSA

Marbury es el último jugador que se retira del famoso draft de 1996, del que salieron otras estrellas de la NBA como Kobe Bryant y Ray Allen. Pero su carrera en la prestigiosa liga estadounidense tuvo muchos altibajos y de los Knicks, el equipo en el que jugó cinco temporadas, se marchó enfrentado a sus entrenadores.

Tras la muerte de su padre, Marbury entró en una depresión que le llevó a decir en 2015 a un programa del canal HBO: "Quise morir". Pero su marcha a China no solo le llevó a recuperar su carrera, sino también a rechacer su vida.

"En un momento en el que no tenía sangre para continuar, me abristeis una puerta en vuestros corazones para que yo fluyera. Me permitisteis vivir cuando me estaba muriendo. No puedo explicar cómo me siento mientras lloro", dijo a los hinchas, que le despidieron con gritos de "íMVP! íMVP!".

Texto y Foto: AFP

 

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.