¡Áyala vida!Hackean YouTube y hacen desaparecer a 'Despacito' y todas sus vistas

10 Abril 2018
Luis Fonsi y Daddy Yankee ya no tienen el video más visto del mundo.

¡UY! Un grupo de piratas cibernéticos que se hace llamar Prosox and Kuroi'sh ha 'hackeado' el canal musical Vevo en YouTube. 

Una de las víctimas de estos piratas ha sido el video más visto en la historia del servicio, 'Despacito', reseña The Verge. Lo han sustituido por uno propio con imágenes de la popular serie española 'La casa de papel'.

NOTA RELACIONADA: ¡IMBATIBLE! El éxito del verano 'Despacito' alcanza un nuevo récord mundial

En la escena pueden verse hombres con el rostro enmascarado que portan armas. Varios medios apuntan a que en la descripción de la grabación podía leerse "Liberen Palestina". 

Posteriormente, el clip ha sido eliminado. Además, como consecuencia de esos ataques a Vevo han sido 'hackeados' otros clips populares de varios artistas famosos, entre ellos Shakira, Taylor Swift, Selena Gómez y Drake. YouTube y el canal Vevo todavía no han comentado lo ocurrido. 

TAMBIÉN PUEDES LEER:  FOTO | Fergie Vergara muestra su pancita de embarazada

 

 

Es solo por diversión y solo uso el script 'youtube-change-title-video' y escribo 'hackeado'. No me juzguen. Amo YouTube", ha indicado en una publicación un usuario de Twitter llamado Prosox, el posible pirata cibernético.


A inicios de abril, el video del tema 'Despacito' de los cantantes Luis Fonsi y Daddy Yankee se convertió en el primero que alcanzar las 5 mil millones de visitas en YouTube. La canción logró ese hito en poco más de un año, ya que se subió a esa plataforma el 12 de enero de 2017.

De media, esa melodía de los músicos puertorriqueños se reproducía más de 11 millones de veces al día.

TE RECOMENDAMOS: ¡BOCATOREÑA! DaLuna enciende las redes y apoya a su equipo del béisbol

El videoclip, que fue grabado en apenas 14 horas, se convirtió en el video más visto de YouTube el pasado octubre, cuando superó las 4 mil millones de visitas. 

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.