Le toman pruebas de ADN al padre Cosca. Revelan más detalles de las pesquisas

11 Septiembre 2018
Sara Blaisdell, abogada de Valentín Calderón, quien encontró el cuerpo de la víctima. Imágenes de Raúl Valdés. Mi Diario.

Continúan las investigaciones en torno a un confuso caso de homicidio ocurrido en un hotel de la localidad y en el que salió a relucir el nombre del padre David Cosca, quien fue separado de su cargo como párroco mientras se esclarezca todo.

La procuradora Kenia Purcell confirmó que el sacerdote ha rendido entrevistas, pero no le han formulado cargos. Purcell explica que es un caso complejo por cómo se dieron los hechos y advirtió que hay reserva de la investigación hasta el acto de audiencia.

Sin embargo, se conoció que ya el padre confirmó que, en efecto, fue él quien reservó y alquiló la habitación 47 del hotel a nombre de Hidadi Saavedra, quien fue imputado como presunto responsable del homicidio ocurrido el 7 de julio pasado.

 

IGUAL PUEDE VER AQUÍ: Se revela que el padre separado de sus deberes es David Cosca

De acuerdo a la versión de Cosca, él se reunió con Hidadi en la habitación para confesarlo. Conversaron y se retiró del lugar. Fue mucho después, en horas de la noche, cuando se dio el crimen de  Eduardo Alberto Calderón, amigo y excuñado de Hidadi.

Sin embargo, en la escena del crimen no solo se encontró sangre  tanto de la víctima, como del imputado Hidadi, sino también había fluidos de otras personas involucradas y están en búsqueda de su identidad. 

Por ello, trascendió que este lunes, el padre David Cosca asistió a la fiscalía y se le tomaron muestras de ADN, así como se le estarán tomando  a otros involucrados, entre ellos, Valentín Calderón, quien estaba hospedado en otra habitación, y quien fue el que encontró el cuerpo de la víctima tirado en las escaleras del hotel.

Las pruebas efectuadas serán determinantes para ubicar o descartar la presencia de estas personas en la escena del crimen.

TAMBIÉN PUEDE VER AQUÍ: Revelan la vinculación del padre David Cosca con el supuesto asesinato del hotel

 

Sara Blaisdell, abogada de Valentín Calderón, reveló molesta que a su defendido le allanaron la residencia en busca de supuestas evidencias.

Valentín manifestó que su gran pecado fue pedir ayuda, que llamaran al 911 cuando se percató del cuerpo de la víctima.

Salgo de la habitación para preguntar dónde quedaba la máquina de hielo, cuando veo la parte de las escaleras veo un hombre, tirado, boca abajo, en un charco de sangre, qué puedes hacer. Me la acerco a cierta distancia y veo que sí es sangre, hemos visto todos escenas de CSI que cuando uno ve que hay sangre no te le puedes acercar. Fui corriendo a donde la chica de recepción a decirle que llamara al 911 y simplemente llegaron, hicieron lo que tenían que hacer. Eso ha sido todo mi gran delito por tratar de ayudar a un moribundo", dijo, confirmando que estaba hospedado también en el hotel.

Los rastros de sangre estaban en la habitación 47 y 48, que según trascendió, fue alquilada la primera por Cosca, y la segunda supuestamente por unas religiosas.

Para la abogada de Valentín, Blaisdell, la escena fue contaminada, ya que no fue acordonada y los operarios del hotel limpiaron todo en vista en que en un primer momento el asunto no pintaba como homicidio, ya que la víctima fue trasladada a un hospital aún con vida. 

Y hay más.  Blaisdell asegura que en el expediente hay declaraciones de una chica que indica que en la habitación 47 le propusieron tener relaciones con dos hombres, pero ella no aceptó el trío y se retiró del lugar. La abogada asegura que, de de acuerdo a las pesquisas, aquello era un festín.

 

VEA ADEMÁS: Abogada Polo se refiere a la presunta vinculación del padre Cosca en un homicidio
 

REDACCIÓN MI DIARIO / WEB
 

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.