Argentina

¡CADENA PERPETUA! Para acosador cibernético que asesinó a niña de 12 años

20 Octubre 2017
El autor del crimen contactaba a sus víctimas a través de Facebook.


Hace un año y medio de su muerte y tras las investigaciones correspondientes, la Justicia dictaminó prisión perpetua para Jonathan Luna por el femicidio de Micaela Ortega, de 12 años, en Bahía Blanca.

NOTA RELACIONADA: ABUSÓ DE MENORES. Los contactaba por Facebook y luego les chateaba por WhatsApp

El juicio se llevó a cabo ante el Tribunal Oral en lo Criminal, integrado por los jueces Eugenio Casas, María Elena Baquedano y Claudia Fortunatti.


Luna, de 28 años, fue condenado como "autor penalmente responsable de femicidio, violencia de género por alevosía y acoso sexual tecnológico". El fiscal a cargo, Roberto De Lucía, había revelado que éste "se trataría del primer caso de grooming seguido de muerte en el país", que llega a etapa de juicio.

TAMBIÉN PUEDES LEER: SOLO FIRMARÁ. Mujer que mató a su ex pareja en Colón

Tras el hallazgo del cuerpo, Luna, que tenía varios perfiles de Facebook falsos, confesó que la había conocido a través de engaños con el objetivo de violarla.

La maté porque no quiso tener relaciones sexuales conmigo", dijo Luna al ser atrapado.

 

El caso

Micaela desapareció el 23 de abril de 2016 en Bahía Blanca y cinco días después su cuerpo golpeado y estrangulado fue encontrado en cercanías de la ruta nacional 3, a la altura de la localidad de Ingeniero White. Tras el hallazgo del cadáver, Luna fue detenido en la vivienda que habitaba, que luego fue incendiada por vecinos.


Para llegar al acusado se incorporó a la causa información suministrada por The National Center for Missing & Exploited Children (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados), un organismo sin fines de lucro de los Estados Unidos que trabaja contra la pedofilia.

A partir de los datos aportados por esa entidad, los detectives bonaerenses determinaron que Luna había contactado a Micaela a través de Facebook fingiendo ser una chica de su misma edad.

El fiscal De Lucía estableció que el acusado tenía cuatro cuentas distintas en esa red social para hacerse pasar por mujer y pactar encuentros con menores.