Estados Unidos

Vestida de novia visitó la tumba de su prometido al que mataron por un Xbox

13 Marzo 2019
La novia del joven visitó su tumba el día en el que debía realizarse su boda.

 

Con su vestido de gasa color marfil y su velo de tul, una joven novia llora inconsolable en la tumba de su prometido, a quien un hombre mató por robarle un Xbox, en Nashville, Tennessee. Sara Baluch, de 22 años, fue al cementerio el domingo 10 de marzo, un día después de la fecha en la que se casaría con Mohammad Sharifi, de 24 años.

NOTA RELACIONADA. Increíble. Dos mujeres arrojaron monedas a una turbina para tener suerte

El joven estudiante fue baleado y asesinado dos semanas antes de la boda por un hombre a quien intentaba vender el Xbox.

 Se suponía que estaríamos juntos", se lamenta Sara mientras mira la foto de su novio, narra una nota publicada en el sitio web del Times Free Press. Rodeada por sus familias, Sara se arrodilló junto a la tumba y comenzó a llorar.

 

Sara fue al cementerio acompañada por su familia y la de Mohammad. |AP De acuerdo con el diario, Mohammad Sharifi fue asesinado el 19 de febrero, en el estacionamiento de un complejo de departamentos, cuando intentaba vender su consola Xbox.

Sara narró al diario que durante aproximadamente un mes después de que se conocieron, Mohammad le pidió en varias ocasiones que fueran novios, pero ella se negaba porque estaba concentrada en la escuela y no quería estar en una relación.

Pero él nunca se rindió, y finalmente, ella aceptó", cuenta. "Sé que esto suena como una película y que no puede ser verdad", le dijo al Times Free Press en una entrevista el 27 de febrero, "pero esa noche, sabía que era él. ¡Y él también!".

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Alertan que el cambio climático es más grave de lo que se cree

Se suponía que estaríamos juntos", lamenta Sara en la tumba de Mohammad. |AP Sara fue la primera en llegar al hospital el 19 de febrero. Cuando le preguntó al personal por Mohammad, le dijeron que no estaba en sistema.

"Tuve la peor sensación", narró. Luego, unos policías se le acercaron y le preguntaron si conocía a alguien en Hixson y por qué Mohammad Sharifi estaría allí. "Luego entró la enfermera", recuerda Sara sollozando.

 

 

TE RECOMENDAMOS:  Un test de ADN probó que hijo de maestra es de su alumno de 13 años

Se sentó a mi lado. Me tomó la mano y dijo: 'Lo siento mucho. Le dispararon. No lo logró'".

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.