Chiriquí

MÁS EVIDENCIA. Al parecer tasajeó y mandó a guisar los restos de su novia

20 Marzo 2017
Nos llegó una fotografía donde aparece ahora en una celda en David, empuñando una Biblia, Pero con una sonrisa sigilosa.

Inocente y aduciendo no saber por qué lo acusan de asesinato de la que fuera su pareja sentimental, fueron parte de las declaraciones de Juan Pino Cárdenas, presunto homicida de Luz Michelle Orucú de 27 años de edad.

Se trata del joven colonense que pudo matar, picar, prender y hasta comerse la carne de su propia novia.

 

NOTA RELACIONADA:  ¡DE TERROR! Colonense pudo matar, picar y comerse la carne de su propia novia

 

Alegatos de la Fiscalía dieron a conocer que para la noche del 26 de febrero, algunos testigos señalaron haber visto a Michel Orucú cuando salía corriendo en la parte trasera de la residencia y detrás corría su pareja, quien la toma por el cabello, la golpea y la introduce dentro de la misma, de allí se escuchó cierta discusión, pero a los pocos minutos todo había terminado.

 

Al día siguiente, según declaraciones de algunos testigos, observan a Cárdenas cuando quemaba algo en medio de la maleza, algo a lo que no le tomaron importancia.
 

Como sacado de una película de terror, así fueron los testimonios dados durante una audiencia de control en el Tribunal Superior de Chiriquí que se extendió por horas, las cuales arrojaron evidencias que vinculan al supuesto homicida

Una fuente ligada a la investigación reveló que el presunto culpable al parecer pidió que le guisaran lo que dijo era carne de res, pero se teme eran los restos de su propia novia. Ahora la investigación que realiza la Fiscalía toma otro rumbo: 

"Dice que es inocente, que no sabe por qué lo están acusando  de homicidio.  Se muestra muy educado. No se ve loco ni nada",  dijo la fuente. 

Y agregó:

"Sin embargo, las investigaciones arrojaron que los huesos encontrados eran de la caja torácica, manos y pies, cráneo, una mandíbula con dientes que están demasiado quemados; no han podido determinar qué edad tenía y si era mujer o hombre". 

Los informes vinculan más al sospechoso. 

 
"Es lógico que (los restos) sí estaban en el patio de la casa y había una chancleta que la mamá de la muchacha le había regalado a ella el 8 de diciembre  y estaba allí en la parte de la fogata que el pelao hizo",  dijo la fuente.

Y agregó aún más.  

"Él,  al parecer,  limpió toda la casa, pero se encontró piel en la casa, se encontró cabello y sangre salpicada en el piso y la pared... 

Presuntamente la destasajó, le quitó toda la carne, para luego picarla y quemarla". 

Además,  la investigación indica que él  estaba alquilando desde hace unos días un cuarto dentro de  una casa  por allá por Pedregal. 

"Cuando él llegó con las cuatro maletas a mudarse a esa casa,  la dueña de la casa dijo que  además  llevaba una bolsa como de 15 libras de carne y que él dijo que era carne de vaca y carne de cerdo, y que dijo que la guisara y que él se llevó la mitad del resto de la carne y resulta que puede ser la carne de la muchacha",  concluyó la fuente. 

De esta manera se detalla parte de lo investigado y que le pone los pelos de punta a cualquier ciudadano, sobre todo a las mujeres panameñas. 

Lea también: La historia de los últimos cuatro femicidios de Chiriquí

"Juan David", cuyo verdadero nombre es Juan de Dios Pino Cárdenas, oriundo de Colón, fue aprehendido el pasado viernes 17 de marzo, donde se le formularon cargos por feminicidio y ahora la Fiscalía tiene seis meses para concluir la investigación de este tenebroso hecho, donde un supuesto caníbal de 27 años es el principal sospechoso. 
 

Hace solo seis meses Luz Michelle Orocú Serrano conoció por Facebook a "Juan David" y hoy su perfil de la red social es dedicado a su memoria.

Redacción Mi Diario/ WEB